Lombriz.mx
 
     

Roca Fosfórica

ROCA FOSFÓRICA

Considerada por la Agricultura Orgánica como un Fertilizante 100% Natural y Ecológico, con liberación prolongada de compuestos fosfatados que mejoran la fertilidad del suelo, mejorando los cultivos.

 

Beneficios:
° Renueva la Vida del Suelo.
° Esencial para el Desarrollo Vegetal
° Mayor Floración y Frutos
° Aporta Energía a la Planta
° Favorece la Fotosíntesis
° Reduce Toxicidad en el Suelo
° No es Tóxico y es Fácil de Usar

 

Aplicación 
Macetas: Realice su riego normal, después diluya una cucharada sopera de arcilla por cada litro de agua, prepare lo suficiente como para dejar una capa líquida delgada y lechosa en toda la superficie de sus macetas, repita 4 veces por año.

Jardín y Pasto: Espolvoreé 50 gramos de arcilla por metro cuadrado y realice un
riego abundante, repita 4 a 6 veces por año

Árboles: 1 kg por metro de altura del árbol, aplicar diluido en agua.

Sustrato Nuevo: 2% a 3% del total de la mezcla bien revuelta.


Renueva estos minerales a tus plantas que son perdidos durante el riego o por que la planta los consume.

*No es tóxico y se puede aplicar con las manos*

De origen natural, se extrae de rocas madre altas en minerales.

De simple aplicación ya sea solo espolvorear sobre la superficie del suelo junto a la planta, o bien diluye en agua 100 gramos por cada 20 litros de agua, y asegúrate de mojar bien la superficie, puedes repetir 3 o 4 veces al año.

Ademas aporta: Silicio, aluminio, hierro, calcio, magnesio, sodio, potasio, manganeso, cobre, cobalto, zinc, fósforo y azufre.


Importancia del fósforo por las plantas:

El fósforo debe ser mezclado con agua para que las plantas lo puedan absorber. Se debe romper el fósforo y combinarlo con otros químicos para que lo pueda hacer. Entonces se combina con otros químicos para formar el hierro. El fósforo (P) se une al hidrógeno (H) y al oxígeno (O) para crear una solución para el suelo. Una vez que se forma la solución, las plantas la absorben por medio de los sistemas de raíces.

Beneficios
El fósforo es uno de los tres principales nutrientes que las plantas necesitan para prosperar: fósforo (P), nitrógeno (N) y potasio (K). Funciona como uno de los principales actores en la fotosíntesis, transportador de nutrientes y transmisor de energía. El fósforo también afecta a la estructura de la planta a nivel celular. Una planta con la cantidad correcta de este elemento va a crecer vigorosamente y madurará más temprano que las plantas que no lo tienen. La deficiencia se muestra cuando hay un crecimiento raquítico, faltan los frutos o las flores, muestran languidez y las hojas pueden ser más verdes o tener un color violeta debido a que el proceso de fotosíntesis está afectado. Cuando plante, mezcle un fertilizante rico en fósforo con el suelo, le ayudará a la planta a establecer un sistema de raíces y tener una primera temporada de crecimiento fuerte. Se recomienda incluir arena en la mezcla para plantar, porque si la zona en la que lo va a hacer no tiene buen drenaje, la arena se va a encargar de dárselo.

Prevención
Se puede agregue fertilizantes al suelo para aumentar el fósforo de las plantas. Una vez que detecte una deficiencia, cheque la acidez del suelo para saber cuál es el mejor tipo de fósforo que puede aplicar y si le debe hacer un tratamiento de lima o no. La acidez del suelo determinará si debe usar un fertilizante orgánico o inorgánico. Los orgánicos trabajan más rápido y dan mejores resultados cuando el suelo está cálido y tiene buen drenaje. Los inorgánicos están más afectados por la acidez del suelo que por la temperatura o el drenaje. El suelo ácido de un nivel de pH de menos de 5 o alcalino con un pH mayor a 7.3 tiene efectos negativos en el fósforo; se prenden de complejos fijos de manera que las plantas no lo pueden utilizar. Un tratamiento de lima ayuda al suelo ácido y la roca sulfúrica, el aserrín, las hojas de abono y la turba sirven para que el suelo sea menos alcalino. El pH ideal del suelo para los abonos orgánicos o para los inorgánicos con fósforo es de entre 6 a 7. Se recomienda hacer un análisis regular del pH para manejar las aplicaciones y los niveles de pH.

Tipos
El suelo contiene fósforo naturalmente, pero debido a los cultivos de alto rendimiento y a las plantas de los paisajes, necesita más cantidad para que surta el efecto deseado, así que agregarlo se hace una necesidad. Hay dos tipos de fósforo disponibles: orgánico e inorgánico. El primero se encuentra naturalmente en la materia fecal de los animales, los residuos de las plantas y el humus. El segundo es el que usan comúnmente los granjeros de los Estados Unidos. La cantidad de fósforo es regulada más fácilmente y se les puede dar a las plantas sin mayor esfuerzo. El fertilizante comercial se crea procesando fosfato de rocas. El fósforo sólo está disponible para las plantas cuando la roca ha sido procesada y hecha fertilizante.

Advertencia
El fósforo es necesario para el crecimiento de las plantas y se lo encuentra naturalmente en el suelo. Pero, el fertilizante con fósforo, tanto el orgánico como el inorgánico, debe ser controlado de cerca. El fósforo se puede juntar con la superficie del piso para solidificarse y facilitar las corridas y la erosión. Cuando se ponen grandes cantidades de fósforo en las vías de agua, especialmente en los arroyos y las lagunas, produce un crecimiento masivo de algas. Las algas se mueren y se produce un decaimiento del agua, robando el muy necesitado oxígeno a las plantas y los animales de la superficie.

COMENTARIOS:

Publica un nuevo comentario

Se pedirá validar su email dando click en un link que recibirá en el correo proporcionado.